Celebración de la Virgen de Nuestra Señora de los Ángeles

Tras los sismos de septiembre de 2017, el Templo de Nuestra Señora de los Ángeles, en la colonia Guerrero, sufrió severas afectaciones, entre ellas el desplome de la mitad de su cúpula, lo que impidió que el 2 de agosto se celebrara la fiesta patronal de manera ordinaria.

A petición de los feligreses de contar con la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles para la celebración, la Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) instalaron un circuito cerrado a través del cual pudo ser apreciada.

En la calle de Soto, a espaldas del templo mariano, se instaló una carpa temporal para la realización de las festividades, donde la Virgen fue venerada desde las seis de la mañana hasta pasadas los nueve de la noche, tiempo en el que se realizaron danzas, misas, alabanzas y otras actividades.